+ x - = -

   
 


 

 

Home

Pericardio

Mayamòrfosis

Fuga del Siglo XX

Sobre los lomos de Luzbel

Trans

Cuates

Lo que la noche esconde

+ x - = -

Alma Minusvàlida

Sed

Huèrfano de la Poesìa

Trece

Ahora que està llorando marzo

Luna Aventurera

Amor de humo

Neofauna

Me parieron viejo

Aplauzo

E

Euròtica

Pablo mìo

Contacto

Libro de visitantes

Percepcionismo

Poetas del Mundo

REMES

Literatura Bolivia

ENLACES

 


     
 

Poemario + x - = - nos dice cómo lo elemental y  lógico al no cumplirse convierten en baratijas valores universales tales como la amistad, el amor, la caridad y la vida misma.

 

Búscate en el fondo del olvido

(Julio de 1978(

Amig@: Si una vez amaste y no amaron

búscate a ti mismo en el fondo del olvido

y verás que amar sin ser correspondido

es encender llamas que otros apagaron.

 

Busca en el fondo de tu corazón

como buscar amor perdido

búscate en el fondo del olvido

y verás cómo te invade la emoción

al saber te has encontrado

y aquel (la) que has amado

le dedicarás esta canción

mientras tu corazón, refugiado

late por el (la) con desesperación.

 

Búscate, encuéntrate y refúgiate en el olvido

cuando ames sin ser correspondido

y entonces tal vez sepas de alguien

que esté dispuest@ a amarte y esté aguardando.

 

Al realizar tu anhelo

agradece a Dios y al cielo

y nunca vayas a olvidarte

que un alma sin consuelo

ha dado en aconsejarte.

 

 

Comprender

(Septiembre de 1978)

En nuestro dorado atardecer

el mejor camino

para llegar a nuestro destino

es c o m p r e n d e r.

 

Aclarar nuestras mentes

y no hacer caso a las gentes

que no saben el mejor camino es

amar y comprender.

 

Para el mejor camino trazar

debes comprender a quien no comprende

así vas a entender su desgracia

que sólo el (la) entiende.

 

Al comprender de los involucionados

llegarás a entender

la pena que agrisa, triste atardecer.

 

 

Qué bien hijo mío

(Octubre de 1978)

Qué bien hijo mío

has afrontado una realidad

con amargura y llanto

pero con sinceridad.

 

Has afrontado algo que has hecho

con llanto y amargura

(qué alegría saber no estás deshecho

lo que hiciste

sapiente no había ternura al final)

 

No te importe no te comprendan

no te valoren

no te entiendan

que siempre te ignoren.

 

Qué bien hijo mío

has afrontado una realidad

con amargura y llanto

pero con sinceridad.

 

Qué bien hijo mío

te has dado cuenta

basura no eres

y aunque al final cero ternura

has librado batalla cruenta.

 

 

Mi sueño

(Sin fecha)

Cuando la noche cae

y su corazón suspira

quisiera que melodía

(la que el silencio trae)

llegara a mí cual ciego que no mira

olvidando recuerdos

que corazón y mente del pasado extrae.

 

Entregarme a la felicidad eterna

de una noche de olvido

¡oh vida!, solamente te pido

esperanza y nada más.

Decirte quisiera

como el poeta audaz

decirte quisiera: ¡estamos en paz!

 

Sin embargo amarguras has dado

y en la hiel del silencio aburrido y profundo

sé no eres así y jamás la verdad he buscado

prefiero entregarme a la noche al ver me hundo.

 

Y mientras espero llegue nuevo día

como alma vagabunda entro al sueño

para encontrarme allí con una profunda paz

y convertirme de la realidad el dueño

duermo así con la ilusión de no despertar más.

 

 

¿Tener o no tener?

(02-05-81)

Es mejor no tener nada a mucho tener

porque cuando nada tienes

pocos son los que te dan la mano

pero lo hacen para el bien hacerte

en cambio cuando muchos tienes

miles la extienden

pero necesitan de oro se las llenes.

 

Es mejor no tener nada

que tener mucho

porque cuando nada tienes

el que te sonríe lo hace porque bien le caes

y cuando mucho tienes

los muchos que lo hacen piden algo.

 

Es mejor no tener nada

porque cuando no tienes nada

no tiendes a caer

pero cuando tienes mucho, sí

y no es doloroso el golpe

como la soledad del abandono.

 

Es mejor no tener nada a mucho tener

porque cuando mueras

te das cuenta que el mismo hedor

de aquel mugroso y andrajoso

(despreciado por aceptarte a ti

por usar lociones finas)

será el que emanes

allí es cuando se da uno cuenta lo que es mejor

da igual tener o no tener.

 

 

Lágrimas de Vida

A Hercilia López

(11-03-84)

Te ví llorar, tus lágrimas eran cascadas

tus ojos el más dulce brote de agua viva

riveras de río manso eran tus mejillas empapadas.

 

Tu llanto era dulce pero tus pupilas cautivas

entre rejas de una situación probablemente sin sentido

pero que daña un alma que amor cultiva.

 

Lloraste como desahogo de entre arrepentida

lloraste y tu rostro se tornó triste

lloraste en silencio con tu espíritu inhibido.

 

Afrontabas peligro y es que valiente no fuiste

¿por qué lloraste… por amor, por odio, felicidad o tristeza?

¿acaso en ese momento de una insignificancia huiste?

 

Se derrumbó esa terrible fortaleza

un pañuelo atestigua que tu rostro perdió su entereza

y yo vi como la vida afirmaba que eras de tu juego pieza.

 

 

Espejo

(02-04-84)

Veo mis ojos un  arribo al infinito

como ave surcando la línea que desafía cielo y tierra

¿y por qué huyes asustado cabrito

ante el caudal que inunda tu lecho?

 

Veo en mis labios la sonrisa discreta

que entre bambalinas ¡que son mis mejillas!

te desplazas como bailarina coqueta

y danzas al ritmo de una carcajada.

 

Veo mi olfato percibir vibraciones de vida

vibrante la rosa de cándida belleza

que se insinúa sensual y presumida

bajo su traje perfumado y sencillo.

 

Veo el ceño al fruncir la ceja

tras de la cual se esconden criaturas colosales

porque es como el volcán que destruyó Ciudad Vieja

quieto y apacible tras la furia destructora.

 

Veo en mi dentadura muro impenetrable

cual fiera destrozar lo que hay en su paso

cual puesta de cielo ceder paso a la palabra amable

cual niño lloroso crujir ante lo inevitable.

 

Tras un minuto de vaga medicación

sólo retiro la mirada del espejo

he contemplado mi imagen con atención

y se que algo nuevo suple otro algo día a día.

 

¡Oh conveniencia!... envuelto así en un renacer

retiro la imagen del vidrio mercurio

y dejando en él lo que no pude ver

queda allí solo en una esquina abandonado.

 

¡Saludos humilde espejo!

 

 

Anciano

(18-04-84)

Tú que como fiera andando en tres

acechas por doquier mostrando tu fuerza de niño

tú que te apoyas en un bastón

para reprobar lo que tu hijo hace del hoy.

 

Tú que te escondes bajo la nieve que te cubre la sién

y te cobijas bajo la copa de un sombrero conservador

tú que estrujas entre tus manos un rosario lleno de amor

tú que quisiera que en vez de perlas

ese rosario fueran los años

y tus manos las del Creador

para así aprisionar la poca vida que se te va..

 

Tú que sonríes con ironía porque supones no vale ya

tú que aconsejas sin egoísmos, confiado en tu verdad

tú que caminas lento pensando que al cadalso vas.

 

Tú que un día fuiste la esperaza y ahora eres realidad

déjale el paso a los que vienen, guiando tú

haciendo a un lado la soledad

ríe viejito que aún vales

y no reniegues porque la vida debe seguir.

 

Sólo recuerda que forjador del ahora eres tú

y cual pilar, si es que en ocaso, de la presente humanidad

si ha seguido y estamos, se debe a ti

loor a ti, débil anciano

que un día fuiste labrado que cosechó para el presente

toda una nueva generación.

 

 

Maestro

(10-06-84)

Porque muestras la vereda que va a la cima

porque muestras todos los senderos

con mi ahinco que hacia el vértico camina

¡loor a ti! pregono al infinito lleno de luceros.

 

Gracias por toda la sabiduría

que compartes sin ensalzarte

gracias por adentrar criterios a la Filosofía

permíteme entonces Maestro felicitarte.

 

 

Inocencia

(21-07-84)

Esta función es

en el teatro de Calderón

a la que no fuiste invitado

pero si a escena lanzado

con brusquedad.

 

Se te espina

pero sonríes

tu mano sangra

y tú te ríes.

 

Contemplas la rosa blanca

la admiras

frotas tus labios a su blancura

a lo níveo das valor

 

Te preparas muy aturdido

incomprendido...para actuar

¿te gusta la escena? ¡te va gustando!

sigue adelante que así vas bien.

 

 

Soledad

(28-07-84)

Mi alma, volcánico coloso

babea lágrimas por su cráter

sin alicientes, sin incentivos

lanza innumerables quejidos

queriendo cobijarse en la mater,

en una naturaleza de gozo.

 

Pero no, se apaga la luz del faro

se da cuenta que estoy solo

quisiera sumergirme bajo lo terrenal

pero escondida en los rincones de una Catedral

escucha sonata de pícolo

que también grita está sin amparo.

 

Tengo un alma humana

no quiere ser ni profana ni santa

sólo huir de soliloquio sacrílego

transformando la sonrisa en pequeño epílogo.

Al cielo, al río y al viento canta

ignorándome, simulándose lozana.

 

Humana, humana, humana

ama y sabe

rie y grita:

-¡oh calma infinita!

-¿a dónde vas alma ave?

-¿al lamento o a la proclama vana?

 

Siento, ávido de parabienes

el calor ficticio e imaginario

penetrando en la terrible orfandad

me doy cuenta es soledad

y trato cual mítico sudario

cobijen las manos mis sienes.

 

 

Adiós mi niño

((02-08-84)

Pienso en aquel niño

que estaba ahí

¡se ha ido!

 

Fue azotado

le lastimé

¿dónde está?

 

Se fue

no regresar juró

perderse entre las rosas

 

rosas

que brotaron

con sus lágrimas.

 

Se volvió humo

fue nota de violín

y se perdió en el vacío.

 

Te fuiste niño

yo no quisiera estar

en este cuerpo de hombre

 

te fuiste

dejaste recuerdos

lejanos, lejanos

 

te extraño

añoro tu imagen

frente al espejo.

 

Niño,

volaste cual gaviota

y aún te diviso desde el balcón

 

correteas tras las nubes

sin ver atrás

digo adió… y no me ves.

 

 

Cadena

(07-09-84)

El arte nos hace humanos

sentirnos humanos nos da éxito

el éxito nos satisface

la satisfacción nos da calma

la calma nos da paz.

 

 

Obstáculos

(16-09-84, 13:15 hrs.)

Cambio de nombre

y de fortaleza.

 

Cambio de lugar

            y me escondo.

 

No quiero ver a nadie

            odio a los que me perturban

            odio a quienes interrumpen mi silencio

            odio a quienes cortan mi inspiración

                        con impertinencias

                        con intromisiones

            odio a quienes tratan de corta el hilo divino

                        con sus vanidades, con su idioteces

                        con sus falsedades, con sus conveniencias.

 

Me largo a un rincón

            y si me siguen perturbando

            buscaré la muerte

            porque sólo allí podré escribir

            lejos de esa gente que no comprende

            que no entiende, que no sabe.

 

¿Quién de ellos sabe de poesía?

            nadie, nadie, nadie

            no saben ni siquiera quienes son

            de dónde vienen, a dónde va.

 

 

 
 

Hoy habia 2 visitantes (27 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!