loading...


 
   

Pericardio

   
 


 

 

Home

Pericardio

Mayamòrfosis

Fuga del Siglo XX

Sobre los lomos de Luzbel

Trans

Cuates

Lo que la noche esconde

+ x - = -

Alma Minusvàlida

Sed

Huèrfano de la Poesìa

Trece

Ahora que està llorando marzo

Luna Aventurera

Amor de humo

Neofauna

Me parieron viejo

Aplauzo

E

Euròtica

Pablo mìo

Contacto

Libro de visitantes

Percepcionismo

Poetas del Mundo

REMES

Literatura Bolivia

ENLACES

 


     
 

Poemario Pericardio. Contiene poemas escritos en la adolescencia del autor en los que el corazón protagoniza la experiencia del amor. La mayoría, echa mano de cánones poéticos antiguos. Concluye con el  poema “Amante”, el cual abre las puertas al autor al la Poesía Erótica.

 

Tres pensamientos de despedida (octubre de 1979)

PRIMERO:

Una golondrina se va a invernar

buscará horizontes en donde anidar

está muy triste porque de ti se va a alejar

por lo que se puso a llorar

esperando  que nunca la vayas a olvidar.

 

SEGUNDO:

Cuando tu corazón lata

y cuando un recuerdo brille en tu mente

como fugaz sueño escarlata

espero recuerdes que de amistad floreciente

hemos sembrado una mata.

 

TERCERO:

Un marino se va a embarcar

se irá de su pueblo y lo van a olvidar

por eso en tus brazos quiere encontrar

aquellos remos que a su barca van a guiar

y en tus lágrimas sabe que va a hallar

aquel inmenso mar sobre el cual se va a alejar.

 

 

 

Cobarde (1980)

Cuando te veo mi corazón late

cuando sé estás cerca mi alma hacia ti vuela

sólo se: en mi corazón hay un combate.

 

Parece que me enamoro: mi alma te anhela

pero no quiero amarte

como tonto chiquillo de escuela.

 

A veces quisiera pedazos de tu corazón robarte

y quisiera saber mi corazón miente

¡cobarde! tengo miedo de amarte.

 

Decírtelo quisiera, así simplemente

desahogar lo que mi alma siente

y decírtelo así frente a frente

y así me ayudes a sofocar mi corazón ardiente.

 

 

 

Todo después de haberte conocido (1-07-80)

No sé, mi vida no tenía sentido

no era feliz, vivía como roca inerte

y todo eso porque no te había conocido.

 

Mi pensar vagaba en la nada

¿quién diría que ahora sólo pienso en verte?

mi alma ya no se abate consternada

y todo después de conocerte.

 

Ahora en mí ha revivido

aquel sentimiento que vi. caer herido

y morir. Yo no sabía, estaba abatido

y todo porque no te había conocido.

 

Después de verte entiendo por qué los jazmines florecen

porque te amo como nunca en las veces anteriores.

Ahora no tengo por qué aprenderme versos de memoria

para satisfacer caprichos y no amores

porque frases abstractas que al alma enternecen

salen de mi inspiración, me siento en la gloria.

 

Ahora veo tu faz en la pálida rosa

sólo pienso en quererte

y te repito una vez más ¿oh niña hermosa!

todo esto después de conocerte.

 

Y cuando a veces estremecido

froto tus manos al saludarte

siento que estoy en un dulce sueño

y sé que no viviré si no dejo amarte

y sólo te digo: Todo esto después de haberte conocido.

 

Tus rojos labios como el rubí sangrante

tu pelo dorado como el trigal

tus rosadas mejillas como pétalos de rosal.

A veces quisiera ser como el pájaro galante

que con su pico besa la flor

y a la llegada del Sol canta al amor.

 

Ahora todo es diferente

tú eres para mi vida su sentido

sólo te tengo en la mente

y sé que volví a vivir después de haberte conocido.

 

 

 

Pero qué puedo hacer… ((1980)

Cuando la amante de la Luna

abraza al mundo como a la mar la espuma

y cuando todos duermen tu recuerdo viene a mí

recuerdo lo bella que en la mañana de ese día te vi.

 

Dime lo que puedo hacer:

decirte quisiera lo que me ocurrió la noche anterior

y la forma de cómo me ahoga este amor

pero no puedo, cuando te veo, tiemblo sin querer.

 

Dime lo que puedo hacer

decirte quisiera cómo entraste a mi corazón

pero cuando estrecho tus manos me evade la emoción

no sé, pero… tiemblo sin querer.

 

Decirte quisiera lo que para mí significa tu sonrisa

y al encontrarte, estrechar tus manos, aunque vayas de prisa

por eso dime lo que puedo hacer:

te veo y tiemblo sin querer.

 

A gritos mi corazón lleno de amor

te pide desesperado ese favor:

dime lo que puedo hacer

ya que cuando te veo tiemblo sin querer.

 

 

 

Pensando en ti en primavera (28-02-81)

¿Sabes?

tus ojos me recuerdan

bellas noches de verano

 

¿sabes?

ahora  es primavera

me doy cuenta que te amo.

 

Cuando el tiempo pase

 y mis pensamientos vuelen

 en hojas de otoño

quisiera supieras ya

en mi corazón creció amor

como del rosal, retoño.

 

Cuando llegue el invierno

no sentir frío quisiera

tener tus brazos para cobijarme

tu amor en su lecho me acogiera.

 

Me he dado cuenta ahora

-es primavera-

el Creador bello lo hizo todo:

el color de tus ojos, la muestra

luz que ilumina mi sendero

(gracias porque así lo quiso

Sin esa luz no podría vivir

porque simplemente te quiero).

 

Que pasen luego el otoño

verano e invierno

-quiero que el tiempo vuele-

y no vivir en este infierno:

espero porque es primavera

así podré verte,

(¡qué larga es mi espera!).

 

¿Sabes?

tus ojos me recuerdan

bellas noches de verano

 

¿sabes?

ahora  es primavera

me doy cuenta que te amo.

 

 

 

Mendigo (1981)

Mendigo soy de tu mirada

esa mirada que al no obtener a mi alma desconsuela.

Mendiga tu mirar mi alma apasionada.

 

Este corazón te anhela

mendiga una sonrisa.

Dame esa sonrisa que a mi alma consuela.

 

Sólo sé que porque te amo mi corazón late más a prisa

cuando te veo me convenzo cada más que te quiero

¡mendigo una sonrisa!

 

Cada días más me desespero, como a punto de morir

dame una sonrisa o una mirada.

Sé que con esa limosna podré vivir.

 

 

 

Preguntas sin respuestas (22-02-81)

¿Sabes?, eres de mi poema la inspiración

de mis versos toda su entonación

¿y sabes por qué?, porque tuyo es mi corazón.

 

¿Sabes, cuando oigo tu voz mi corazón late a prisa?

y cuando te sueño mi corazón es feliz

porque vaya si no es fanático a tu sonrisa

¿pobre!, palpita emocionado creyendo será feliz.

 

Pero cuando se de cuenta, ¡pobre corazón mío!

será tan profunda la herida que jamás sanará

caerá abatido y volverá a jurar lo que nunca cumplirá

ya que nunca olvida sin tomar experiencia

¿pobrecito corazón mío!

 

Y sé que eternamente me preguntaré:

¿sabes que de mis poemas eres la inspiración?

¿sabes que de mi vida eres el por qué?

¿sabes que tuyo es mi corazón?

 

¿Por qué no quieres saberlo0? ¿por qué me dejas con la dura?

¿qué hay en tu corazón? ¿por qué la respuesta tiene que ser muda?

¿acaso algún día será mío y palpitará con emoción?

 

Sólo sé que estoy de ti locamente enamorado

y que la duda persistirá en mi corazón abandonado.

 

 

 

No sé, tú tienes la respuesta  (26-02-81)

¿Qué hay en un beso?

¿qué hay en una sonrisa?

¿por qué al verte mi corazón late a prisa?

Tal vez estupidez, amor o embelezo.

 

Tal vez no entienda lo que diga

¿qué hay en tu mirada?

¿por qué esos ojos me intrigan?,

No lo sé, mi alma toda es una duda.

 

Tú tienes la respuesta, dímela

quisiera saber por qué mi corazón enloquece

por qué al verte mi alma se estremece

tú tienes la respuesta, dímela.

 

¿Qué hay en un beso?

dame uno y lo sabré

¿qué tonto! ¿Qué atrevido!

Anda dime: “la respuesta te daré”.

 

¿Qué pasa? ¿por qué desespero?

mi corazón espera que lo abras

y encuentres lo que quiero decir: te quiero….

 

¿Qué pasa, por qué estoy consternado?

¿por qué mi alma te anhela?

¿acaso me enamoro como tonto chiquillo de escuela?

si es así: qué lindo es estar de ti enamorado…

 

 

 

Nunca dejaré de amarte cosa rara (12-02-81)

¿Por qué te quiero?

no me preguntes la razón

sólo sé que al verte se vuelve loco mi corazón

eres cosa rara, pero por ti me muero.

 

Te vi pasar y descubrí que te quería

mi corazón te ama con amor beodo

te amo sin que haya para mí compasión y amnistía

no quiero sólo besos o miradas sino tu corazón y tu todo.

 

Cosa rara, locamente por ti enamorado

los recuerdos vienen  a mi del pasado

y pensando en ti extasiado

confieso que nunca había sentido esto cuando he amado.

 

Un poema te hago

unos versos me inspiras

y cuando pienso que tal vez tú así no me miras

de desesperación y llanto formo un lago.

 

No sé si algún día leas

los versos que me inspiras cosa rara

espero que para ti yo sea

algo. Te amo cosa rara.

 

Mi corazón está por reventar

¡pobre! ¡pobrecito corazón mío!

no hace más que por ti palpitar

es como morir de frío.

 

Tenerte enfrente para poder besarte es sólo fantasía

no importa, sé que esta noche en sueños vienes a mí

convirtiéndote en cosa más que rara: en mi alegría

porque nunca dejaré de amarte, por ser así.

.

 

 

¿? (01-03-81)

¿Me quieres?, no lo sé

sería algo maravillosos

sería lo que me haría dichoso

¿me quieres?, no lo sé

 

¿Te gusto?, tal vez

Espero así sea para poder conquistarte

Y poder el amor enseñarte

¿te gusto?, tal vez.

 

¿Llegará algún día tu corazón a palpitar por mi?

tengo esa gran esperanza

¡qué bello! En la vejez sería una hermosa añoranza

¿llegará algún día tu corazón a palpitar por mí?

 

¿Qué pasa dentro de mí?

no lo sé, sólo sé que te quiero así

y te quiero para mi

¿qué pasa dentro de mi?

 

¿Me llegarás a mar?

para tener esperanzas quisiera saberlo

y algún día tu corazón tenerlo

¿me llegarás a amar?

 

¿Te gusto?

no lo sé, pero tú a mi, sí

¿me quieres?

no lo sé, pero espero tu corazón sea algún día para mí.

 

Ser dueño de tus ojos me haría dichoso

saber que me quieres sería maravilloso

y tener en mi poder tu corazón, ¡qué hermoso!

 

 

 

Tengo celos (02-03-81)

Esta noche tengo celos

celos de no sé de qué

me pongo a pensar en mis anhelos

concluyendo: de todo eres el por qué.

 

No sé, resiento inseguro

de ti ya nada espero,

a veces quisiera ingerir cianuro

porque ya no viviré sino te quiero.

 

Talvez me sienta herido

porque no te gustan mis poemas

pero aunque así sea y esté yo abatido

seguirás siendo la más valiosa de las gemas.

 

Pueden haber otros, eso no me importa

el amor es así y me dice: da y no pide nada

y aunque mi alma esté siempre consternada

se conforma con la sonrisa que tus labios le aportan.

 

Tengo celos, ¿de qué?, ¿por qué?, no lo sé, pero tengo celos

y aunque leer no quieras estas letras que amargado escribo

única y exclusivamente te digo:

que aunque para mí seas decepción

sigues siendo mi inspiración

 eso me basta, aunque tenga celos, muchos celos.

 

¿Sabes?, sé que esta noche te sueño

por desgracia tal vez

de todos modos quiero llegar a ser de tu corazón el dueño

¿qué tontería! ¿qué testarudez!

 

Amargado, atontado o tal vez estupidamente enamorado

porque si mis poemas no te gustan te lo creo

pero que ninguna frase resuena en tu corazón no te creo

tal vez sean pensamientos de alguien que sólo está ilusionado.

 

Saco las fuerzas de mi alma y de mi corazón

para olvidar el conocer tu amor que es una maldición

¿acaso crees ser un témpano de hielo?

Si eres tan humana como yo y tan bella como el cielo.

 

Quisiera aborrecerte y fueras para mí sólo basura

quisiera odiarte y decirte mil cosas

pero mi corazón para tí sólo tiene ternura

y le inspiras miles de cosas hermosas.

 

No, si lo que tengo son celos

me escondes la cara cuando te quiero decir te adoro

si hablarte pudiera el cielo

te diría cómo yo por ti lloro.

 

Tengo celos, pero ¿de quién?

no creo los tuviera aunque detrás de ti fueran cien.

tengo celos, pero ¿por qué?

No lo sé, no sé de qué.

 

Y ¿para qué seguir escribiendo?, no terminaría, no tengo fronteras

y ni te gustan mis poemas, ¿qué puedo darte?, mi corazón ya es tuyo

mi sentir, mi alma, mi pensar y mi orgullo

y veo claramente que los celos no son lo que creía: puras tonterías.

 

 

 

Amor en mi prosa (1981)

Cuando la noche cae

y a dormir me preparo en mi lecho

empiezo a sentir que te tengo en el pecho

y mi corazón palpitante recuerdos me trae.

 

Sin monotonía el sentido de la vida

y la felicidad escondida

surgen de repente y sonrío

porque desde que tengo aunque sea invierno no siento frío.

 

Te quiero y eso me basta

y esa llama ardiente y nefasta

que en mi corazón arde basta para el frío matar

encendió desde que te empezó a amar.

 

Mis versos bastan para decir lo que siento

y ahora que mi amor has comprendido

sé que mi canto no se tornará a lamento.

 

 

 

No sé, te respondí (28-05-81)

He vuelto a pensar en ti

desde el día que como en un sueño te vi

y aquello que me dijiste tan bello como cruel:

“-no creas olvidé que un día fuimos abejas compartiendo miel

como tampoco olvidé prometiste nunca dejarías de amarme

y tanta fue tu mentira que pudiste luego reemplazarme”.

 

-No sé, te respondí- si realmente dejé de quererte. Realmente así es

yo fui como un ciego y tú su indispensable luz

tú fuiste el mar, yo la espuma

fuimos algo así como noche y Luna.

 

He vuelto a pensar en ti

desde el día que como en un sueño te vi

y aquello que me dijiste tan bello como cruel:

“-no creas olvidé que un día fuimos abejas compartiendo miel

como tampoco olvidé prometiste nunca dejarías de amarme

y tanta fue tu mentira que pudiste luego reemplazarme”.

 

-No sé, te respondí- si en verdad dejé de quererte

fuiste mi primer amor y el aire que faltaba

fue todo tan bello o inocente como es la primera vez

es tan incomprensible que creo no entenderlo ni al llegar a viejos.

 

He vuelto a pensar en ti

desde el día que como en un sueño te vi

y aquello que me dijiste tan bello como cruel:

“-no creas olvidé que un día fuimos abejas compartiendo miel

como tampoco olvidé prometiste nunca dejarías de amarme

y tanta fue tu mentira que pudiste luego reemplazarme”.

 

No he de olvidarte nunca, no he de olvidar cómo fue que me hiciste soñar

contigo viajé al infinito, contábamos las estrellas y una a una te las pude dar

que en tus ojos encontré la luz de la Luna no he de olvidar

y porque entes besos encontré razón de vivir, no sé si te he dejado de amar.

 

He vuelto a pensar en ti He vuelto a pensar en ti

desde el día que como en un sueño te vi

y aquello que me dijiste tan bello como cruel:

“-no creas olvidé que un día fuimos abejas compartiendo miel

como tampoco olvidé prometiste nunca dejarías de amarme

y tanta fue tu mentira que pudiste luego reemplazarme”.

 

Que fuiste el agua que yo bebí, que fuiste el aire que respiré

Y al verte mi alma todavía lanza un grito como aquel primer suspiro

No vida mía, nunca lo he de olvidar

Y por eso y otras cosas no sé si te he dejado de amar.

 

He vuelto a pensar en ti He vuelto a pensar en ti

desde el día que como en un sueño te vi

y aquello que me dijiste tan bello como cruel:

“-no creas olvidé que un día fuimos abejas compartiendo miel

como tampoco olvidé prometiste nunca dejarías de amarme

y tanta fue tu mentira que pudiste luego reemplazarme”.

 

Fuiste para mi mañana su bello amanecer

fuiste para mi tarde su rojo Sol de atardecer

fuiste para mí noche su Luna y plenilunio

y es que renací al conocerte, aquella tarde de junio.

 

He vuelto a pensar en ti He vuelto a pensar en ti

desde el día que como en un sueño te vi

y aquello que me dijiste tan bello como cruel:

“-no creas olvidé que un día fuimos abejas compartiendo miel

como tampoco olvidé prometiste nunca dejarías de amarme

y tanta fue tu mentira que pudiste luego reemplazarme”.

 

Fuiste mi primer poema y mi primera inspiración

fuiste de la vida la primera promesa que recibí

no, amor mío, nunca te he de olvidar

por eso y tantas cosas, no sé si te he dejado de amar.

 

He vuelto a pensar en ti He vuelto a pensar en ti

desde el día que como en un sueño te vi

y aquello que me dijiste tan bello como cruel:

“-no creas olvidé que un día fuimos abejas compartiendo miel

como tampoco olvidé prometiste nunca dejarías de amarme

y tanta fue tu mentira que pudiste luego reemplazarme”.

 

 

 

Ladrona  (11-06-81)

Nunca me había pasado

mi mirada tembló desde que pudo verte

se fue contigo y me ha abandonado

en tus manos está mi suerte.

 

Acabo de estrechar tu mano por vez primera

emocionado temblé como el trigo ante el viento en primavera

y mi alma que día a día se desespera

silenciosa y reservada cosechó en ti una esperanza verdadera.

 

Me abandonan y se van contigo mi alma, pensamiento y sueño

Me muero, la vida se me va, es tuya, abandona a su dueño.

 

¿Qué paso?, ¡todo se ha descuidado!

mi pensamiento me ha traicionado

cuando menos lo espero vuela a ti emocionado

no regresa, se queda contigo, pero me gusta

es lindo estar de ti enamorado.

 

Mi corazón ya no palpita para darme vida

Sino para alimentar lo que mi alma silenciosa ha sembrado

¡te has convertido en una amenaza fallida!

 

Por que mi sueño, alam, pensamiento, corazón y vida me has robado.

 

 

 

Lo que siento (1981)

Más que un poema arrancado del corazón

o rimas de pena imitando una canción

es tenue y amena, tal vez sólo una emoción.

 

Quedará impregnado todo en el olvido

por eso únicamente te pido

intenta quererme un poco

¿es que no dejaré nunca quererte como loco?

Rápidamente eleva un pensamiento hacia mí

y por telepatía sabrás que sólo pienso en ti

 

 

 

Tres lágrimas (22-05-81)

Hoy como cosa rara, como algo sobrenatural

por ti mis ojos tres lágrimas han derramado

esos ojos orgullosos de estar en donde están

derramaron al fin tres lágrimas, y todo por ti.

 

Esos ojos orgullosos de saber que son codiciados

esos ojos orgullosos de saber que siempre han sido deseados

esos ojos orgullosos de saben que son amados

esos ojos orgullosos de saber que siempre han sido envidiados.

 

Esa mirada que brindan severa y orgullosa

esa mirada que destruye a quien quieran sea destruido

esa mirada que nunca se alza a los lados y ve hacia atrás

se posó hacia el suelo y dejó que tres lágrimas brotaran.

 

Corazón que estás de luto aunque ella no murió

corazón que estás más triste que si estuvieras ante su última morada

corazón que estás acongojado porque la esperanza expiró

corazón que estás triste porque ella viva está.

 

Porque prefiero verte muerta creyendo que me amaste

y no viva sabiendo que a mi corazón abandonaste.

 

Siempre el juramento estúpido: No volveré a enamorarme

¿por qué no he de querer a cualesquiera de las tantas que me aman?

y como dice aquel poeta:

¿por qué he de enamorarme de quien de mi no se enamora?.

 

Fueron dos las veces que amé y fui amado:

La primera, cosa de niños, supe lo que era ser correspondido

a veces pienso que hubiera sido mejor no hubiera sucedido

porque ahora sé lo que estar consternado.

 

La segunda vez, me amaron aunque yo no amaba

luego fui yo el que amó pero ella de mí nada deseaba

sufrí tanto que fue cuando embriagado juré

aquello de lo que ahora me arrepiento y por lo que tres lágrimas derramé.

 

Hubieran mis ojos preferido recordarte como el bello sueño

o como la dueña de cualesquiera de las bocas que sin amor he besado

hubieran preferido recordarte como producto del placer errante

y no como lo hacen, tristemente, y con tres lágrimas derramadas.

 

Hoy como cosa rara, como algo sobrenatural

por ti mis ojos tres lágrimas han derramado

esos ojos orgullosos de estar en donde están

derramaron al fin tres lágrimas, y todo por ti.

 

 

 

Algo nuevo (1981)

Perdón te pido ¡oh amor!

esta sensación nuevamente

una imagen fija en mi mente

y vuelves a regar mi alma con candor.

 

Perdón de pido, ¡oh amor!

por haber de ti renegado

por no haberte nunca aceptado

por creer que sólo eras dolor.

 

Sé que de nuevo estoy enamorado

y ahora quiero encontrar de ti lo bueno

trataré de ya no estar consternado

y mis entrar llenar  de anhelo.

 

De nuevo como centellazo fugaz

un nombre palpita en mi pecho

y me pregunto en éxtasis en mi lecho

¿enseñanza o burla del destino? ¡algo mordaz!

 

 

Enfermedad (20-03-84)

Eres hongo que pudre mi alma

eres virus que ataca mi ser

eres lo malo que he encontrado

y la nube que no me deja ver.

 

Eres bicho que mi dermis carcome

eres germen que concibe mal

eres lo sucio, sombrío y oscuro

y todo lo que se torna fatal.

 

Eres veneno que brota del pecho

eres del mar tabú de imponente braveza

eres demonio que desde el infierno acosa

y todo lo monstruoso, lleno de rareza.

 

Sin embargo, aunque seas abismo asechante

o témpano que surge lleno de frialdad

o dragón que escupe ponzoña amenazante

me gusta hundirme en tu fango. ¡Maldita enfermedad!

 

 

 

Eres de mí (29-03-84)

Quisiera gritar a los cuatro vientos

lo que siento, me lastima y hace daño

realidad maravillosa es amarte

odiote. Tú me tienes sin aliento.

 

Me haces feliz porque mi bien es amarte

eres perjudicial, realidad, nada.

eres grande, grande y pequeña a la vez

eres diosa, hermosa y odiosa también.

 

Tú, velero que abordo para viajar

por la tranquilidad de un océano

que es mi felicidad y en la que me ahogo.

Paz y muerte hay desde que empecé a amarte.

 

Tú, elemento del que estoy hecho me abrazas

 en una entrega imaginaria o real

sepultas mi cadáver, me deshago

vibramos, somos fuego, ¡somos brazas!

 

Te agrade o no, te he besado, ya eres mía

te guste o no te he tenido en mi mano

te he tomado, dejado y te he tenido.

Si lo aceptas o no te he doblegado.

 

Aire que haces lo quito turbulento

¿sabes? Te bebo, escupo, vomito.

Me haces bien y mal pero ya eres mía

Gaviota que surca mi firmamento.

 

 

 

Amante (28-07-84)

Tra la la la

Te arrullo.

Tra la la la

Tu sombra.

Tra la la la

Tu silueta.

Tra la la la

Tu rostro.

Tra la la la

Tus labios.

Tra la la la

Tus ojos.

Tra la la la

Tu embrujo.

Tra la la la

Tus manos.

Tra la la la

Tus manos.

Tra la la la

Tu efigie.

Tra la la la

Tus beros.

Tra la la la

Tus caricias.

Tra la la la

Tu dermis.

Tra la la la

Turbulencias.

Tralalala

.

 

Triptongo.

Tra la la la

Finales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

Hoy habia 1 visitantes (11 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!